Con este relato que pone los pelos de punta es como se presenta la noticia a todos. Una noticia que supone un acontecimiento sin igual, y que puede suponer el nacimiento de un nuevo océano y un nuevo continente.

La región tembló, violentos terremotos sacudieron la tierra, los volcanes escupieron su lava y profundas grietas se abrieron en el suelo. El 26 de septiembre de 2005, el geólogo Dereje Ayalew y su equipo de la Universidad de Adís Abeba asistieron a un fenómeno que cambiará la fisionomía del planeta: la aparición de un nuevo océano y un continente más sobre la Tierra.

Una franja de 60 kilómetros de longitud se abría en el triángulo de Afar, entre Etiopía, Eritrea y Yibuti, en lo que terminará siendo, dentro de un millón de años la separación del cuerno de África del resto del continente y el avance del mar Rojo sobre esta área.

Quo Natura

nuevo-oceano-triangulo-afar

Interesante noticia que nos hace viajar en nuestra imaginación igual cuando estudiamos el origen del mar Rojo y el Golfo de Adén que tienen su inicio hace 30 millones de años, cuando en la región se desencadenó una intensa actividad volcánica y tectónica que rompió África y Arabia, todavía unidas, y estas comenzaron a separarse y aún hoy siguen haciéndolo a razón de 1-2 cm/año.

Vía: Pepe Grillo


Con sus 30 metros de embergadura, la ballena azul es el animal más grande que ha existido en el planeta por encima del mayor de los dinosaurios. Todavía hoy, hay muchos misterios que se desconocen de ellas.

Esta maravilla de la naturaleza, que cuando presencias te deja atónito, se encuentra en la actualidad en peligro de extinción, y se estima que existen unos mil ejemplares en total, siendo el hombre su mayor depredador para obtener sus huesos y su carne.

En este momento, que ando preparando un nuevo portal de avistamiento de cetáceos llamado Aventura Tarifa, la verdad es que estoy aprendiendo bastante de estos animales, y uno se descompone al leer cosas como estas.

Seamos responsables y cuidemos el planeta.


¿Es esto una sirena? Eso es lo que afirma el buceador que grabó este vídeo en la Gran Barrera de Coral de Australia.