Después de recorrer la mayor parte de las Antillas, más conocido como el Caribe, siempre me he preguntado porque la mayor parte de la gente que lo visita, que lo hace buscando sus playas en lugar de por conocer a sus gentes, no decide ir directamente a Menorca, donde las mejores calas de arena blanca no tienen nada que envidiar a aquellas tan lejanas, y donde, además, en las epocas de sol no hay que soportar los tremendos ‘aguaceros caribeños’, como allí se conocen, ni los temporales que muy de cuando en cuando, cada día más, azotan esas islas.

menorca-baleares-playas-calas-001

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea

te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea

que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Mediterráneo, Joan Manuel Serrat

Y es que descansar a la orilla de esas aguas mágicas no tiene palabras para ser descrito.

Mirar el mar al atardecer y saber que a un paso se encuentran algunas de las islas más bonitas del Mediterráneo, y que Menorca, con su belleza es la joya de todas ellas, te hará experimentar la sensación de estar en uno de los lugares más bellos del mundo.

menorca-baleares-playas-calas-002

Menorca es Reserva de la Biosfera desde 1993 debido a su diversidad ambiental, y por tanto un espacio natural digno de ser recorrido con detenimiento, y donde sus aguas cristalinas convierten a la isla en un destino imprescindible para los amantes del buceo y la fotografía submarina.

No dejes de probar la caldereta de langosta, plato típico que no se puede degustar igual en ninguna parte del mundo, te lo digo por experiencia.

Fotografías: Foto 37


Si con esto no te lanzas es que eres muy paradito. No he podido no incluirla en blog cuando la he vuelto a escuchar porque me parece una verdadera joya este tema de Desireless, ‘Voyage voyage‘, que a finales de los 80 se convirtió en una canción de culto.

¿No te ha gustado volver a oirla después de tantos años?


jaisalmer-desierto-thar-india

Jaisalmer surge de la nada como un castillo de arena en el medio del desierto de Thar en la India, con su imponente fuerte como presentación.

Es una joya en medio del desierto que, conocida como la Ciudad Dorada por su color, parece surgida de los sueños de cualquier viajero, y desde que entras crees estar participando en una historia de cuento.

En el interior, un laberinto de calles sinuosas presenta a todos las elegantes havelis, los bazares, y templos de profunda elaboración arquitectónica, llenos de detalles para imaginar. Recorrerlas supone un ejercicio de relajación. Andar sin rumbo, perderte por las calles, y relacionarte con las amables gentes no tiene precio.

Jaisalmer fué fundada en 1156, y con su ubicación estratégica para las rutas caravaneras de camellos entre la India y Asia Central, fue una ciudad muy rica. Es fruto de este comercio como mercaderes y vecinos construyeron magníficas residencias y mansiones con exquisitas tallas en madera y arenisca dorada, que hoy sirven de hospedaje al viajero. Su declive llegó con el auge del comercio marítimo y el puerto de Bombay.

Es un lugar precioso que cualquier viajero debe visitar, os lo aconsejo enormemente.