Jericoacoara, nombre de un antiguo poblado de pescadores perdido entre gigantescas dunas de arena blanca en Brasil, no es un nombre fácil de aprender, y tampoco un destino fácil de olvidar una vez que lo has visitado.

Jeri, como lo llaman sus habitantes, es en el Estado brasileño de Ceará, y en el parque nacional del mismo nombre, donde todo el mundo parece tener 20 años y estar pirado por el viento.

jericoacoara-brasil-lago-paraiso

Llegar a Jericoacoara no es facil, no hay carreteras de acceso, y la única forma de hacerlo es en buggy o en todoterreno saltando por encima de las dunas. Tampoco hay pavimento o aceras. Las calles, las tiendas, los restaurantes, o los hoteles tienen el suelo de arena. Sin embargo, lo que le ha hecho famoso, además de la belleza exultante del entorno, es la fuerza y la regularidad del viento, que atrae a aficionados al surf, al kitesurf y al windsurf de todo el mundo.

Con la llegada de los mochileros a principios de los ochenta, entonces no había más electricidad que la de las baterías de los camiones, y las fiestas se acababan cuando se acababa la batería, los aficionados a la vela lo descubrieron y hubo una invasión.

Hoy ya no quedan pescadores, todo el mundo disfruta del viento y la playa durante el día, y de las fiestas con caipirinha en la arena por la noche.


salvador-bahia-brasil

Pues nos vamos de viaje a Salvador de Bahía en Brasil, un destino insalvable en la ruta de un viajero. Bahía es el estado con la historia más rica de todo el país, y conserva fuertes vínculos con la herencia africana de la mayoría de su población.

Salvador es una ciudad fascinante, llena de reliquias coloniales, y donde la vida y sus costumbres, la música, la danza, la cocina, o las celebraciones, no han sido afectadas por el turismo. Siguen en sus raíces, y por tanto es un lugar perfecto para conocer el país en sus entrañas.

No puedes dejar pasar las fascinantes ceremonias de candomblé, las actuaciones en vivo, las rodas de capoeira, o las actuaciones de los músicos en las calles, pues solo allí podrás contemplarlas en estado auténtico.

Salvador de Bahía también cuenta con preciosas playas para poder relajarnos del ajetreo de la ciudad y las salidas nocturnas, que normalmente por lo animado de la fiesta terminan tarde. Así que no dejes de visitar las playas al sur de Porto Seguro, que no tienen tanto nombre como Ipanema pero que no tienen nada que envidiarle en belleza natural. Y si lo que quieres es ambiente playero y fiesta al mismo tiempo, entonces no dejes de visitar la Praia de Barra.

Y para comprar regalos a la vuelta, muy importante no olvidar esto, encontraras cantidad de mercados como el de Sao Joaquim, en el que podrás adquirir todo tipo de recuerdos locales. Todo será diversión en tu aventura por Brasil.

No lo pienses más si aún no tienes nada planeado. Puedes encontrar cantidad de reservas de viajes en Destinia, un referente en internet para todos los viajeros.


El Amazonas, el pulmón del mundo.

amazonas

Pues empezamos fuerte si señor, con ánimo de aventura. Yo tuve la oportunidad de estar allí en 2004, ver el máximo esplendor de la naturaleza, la selva y el río Amazonas, el río más largo y más caudaloso del planeta, superando al Nilo en Egipto, según los últimos estudios. Bien está decir que es un tema controvertido desde hace años, y que los investigadores de uno y otro continente siempre han luchado por asignar este título a ‘su río’.

Este río, que atraviesa la selva más importante del planeta, y pulmón del mundo, es una de las grandes maravillas que cualquier viajero debe incluir en sus proyectos de viajes. Todo es misticismo al llegar allí, ¿son realidad todos esos mitos que hemos escuchado durante años?, ¿existen en realidad todavía tribus que viven sin ser descubiertas?, ¿como se ve desde dentro el impacto que tiene la deforestación y cuales son los motivos desde el punto de vista de la gente local?

Hay infinidad de destinos para poder llegar al Amazonas, todos muy interesantes, Brasil, Perú, Bolivia, Colombia. A nadie deja indiferente llegar allí, conocer las costumbres locales, ver su forma de vida. El Amazonas es una de los viajes que realice con más ilusión, y que cada día recuerdo al hacer mi vida cotidiana. Nunca olvidaré esa noche que pase en una canoa en medio del rio escuchando los ruidos de la selva.

¿Estas preparado? Empieza la aventura, deja tu comentario, indícanos cual es tu proyecto.