Pavo al whisky, receta andaluza.

  • Author: hosse
  • Filed under: General
  • Date: Dic 11,2009

Pues para preparar esta maravillosa receta de pavo al Whisky a la ANDALUZA necesitamos:

- Pavo de tres kilos.
- 1 botella de whisky.
- 150 gramos de panceta.
- Aceite de Oliva.
- Pimienta.
- Sal.

pavo-whisky-receta-real

Preparación:

1º Tomarse un buen vaso de whisky antes de comenzar.

2º Rellenar el pavo con la panceta, salpimentarlo y echarle un chorrito de aceite de oliva.

3º Precalentar el horno a 180º durante 10 minutos.

4º Mientras se calienta el horno, servirse otro pelotazo de whisky.

5º Meter el pavo en el horno.

6º Mientras el pavo está en el horno, tomarse otro pelotazo y cantarle una mijita al pavo.

7º Sublir el horno a 220º, darle caña al derbostato y esberar veinte binutos.

8º Servirse otro belotasso.

9º Al cabo de un drato, hornir el abro para gondrolar y echar un chodretón de güiqui al babo y otro a uno bismo.

10º Darle la güerta al babo.

11º Cantarle un fandango al babo mientras se sicharra.

12º Redirar el babo del honno. Si se te dresbala, bruscarlo por el suelo.

13º Odro pelotazo pa inicia dra busqureda.

14º Darse un jardasso al resfalar con la grassa del suelo.

15º Plobar la sarsa del ssuelo que ya estradá fleshquita.

16º Tromarse otra copita e inblitar al babo questa tumbao al lao.

17º Indendar levandarse y desidir que en el suelo se está de gojones.

18º Abarese la barienta, engüendra el babo en el basillo, lo tira a la bassura y te forma la de Dió.

19º Tomarse odro güisqui.

20º Y adrora a comé…, ¿y el babo?…, ¿dronde eshta el babo?… El hio puta sa bebio el wishhki y se a io.

En fin, sonrisas y risas, cualquiera de las dos vale, … La trufa es la maravillosa creadora de este invento, …


tijeras-cortar-pizza

Vía: Kikades


Aunque era bastante distinta de la actual bechamel, la primera receta conocida de esta deliciosa salsa caliente apareció descrita en el libro de cocina ‘Le Cuisinier François’, publicado en 1651, del cocinero de Luis XIV, François Pierre de la Varenne.

La invención de esta salsa se atribuye así incorrectamente al cocinero francés, aunque es considerablemente más antigua, y fue llevada a Francia por los cocineros de Catalina de Médici. Es por eso por lo que en la actualidad italianos y franceses discuten sobre su origen.

Lo que está claro de esta maravillosa receta es que ha ido cambiando a lo largo de los últimos 100 años, y hoy en día poco tiene que ver con la receta originaria. Nosotros prepararemos la actual.

receta-salsa-bechamel

Los ingredientes que necesitaremos son:

1/2 litro de leche, 50 gr de mantequilla, 100 gr de harina, sal, pimienta, y nuez moscada.

La preparación es como sigue:

1.- En una cacerola fundimos la mantequilla, y añadimos la harina, que removemos con una pala de madera sin dejarla tostar.

Nota: El truco para hacerlo bien es realizar esta tarea hasta que la harina se desprenda perfectamente de las paredes del recipiente.

2.- Echamos poco a poco la leche caliente, a punto del hervido, y se sigue removiendo hasta que empiece a hervir, momento en el que agregamos la sal, la pimienta, y la ralladura de nuez moscada.

3.- Seguimos cociendo, sin dejar de mover, por 10 minutos, hasta que quede espesa.

Voila!! Ya tenemos preparada esta salsa maravillosa que podremos usar con la lassagna, los canelones, o cualquier tipo de pasta preparada al horno, la moussaka, con las verduras, las croquetas, o cualquier otra receta que te venga a la cabeza.


masa-pizza

Pues hoy os revelamos uno de los secretos más codiciados, y la respuesta a una de las preguntas que siempre nos hacemos cuando comemos una buena pizza: ¿como habrán hecho esta masa? Pues bien, esa pregunta va a pasar a la historia después de leer este post. La receta para la masa de pizza es la siguiente.

Los ingredientes que necesitaremos tener preparados son:

300gr de harina, levadura, azucar, sal y aceite de oliva.

Y la forma de preparalo:

En el cuenco en que vayamos a preparar la masa, que debe ser de tamaño mediano a grande para trabajar mejor con las manos, mezclamos una cucharada pequeña de levadura, con media de azucar, y 200ml de agua tibia hasta que quede completamente uniforme.

Preparamos la harina en un plato, y la tamizamos para que quede perfectamente suelta. Este paso es muy importante para evitar que posteriormente se formen grumos en nuestra masa.

A continuación añadimos 200gr harina al cuenco con la mezcla de levadura y azucar, le añadimos dos cucharadas de un buen aceite de oliva, y sal fina, y amasamos suavemente toda la mezcla del cuenco hasta que vaya quedando homogénea y sin grumos. A medida que esta va cogiendo cuerpo, vamos añadiendo mas harina y amasando hasta llegar a los 300gr que hemos decidido preparar. Todo hay que hacerlo lentamente, y con mucho cariño que es el ingrediente secreto.

Pues una vez la tenemos, esperamos 45 minutos para que su tamaño crezca con la levadura, y después la troceamos con las manos con la forma de pequeños bollos, y los colocamos en una tabla donde los volvemos a espolvorear con harina para darles ese toque de imagen italiana.

¿Ha quedado tremendo no? Ya te lo dije. Pues ala, a sorprender a tu pareja, a tus amigos, o tu familia, que esto es una receta para compartir y echar un buen rato en la cocina. Debes saber que puedes congelarla si las pones en papel plastificado, y que al volverlas a usar seguirán estando igual de buenas.