Una ruta por el sabor se celebra estos días, del 18 de Octubre al 21 de Noviembre, en la comunidad Andaluza: Fogones de antaño. Una oportunidad para conocer la cocina tradicional andaluza, en los mejores establecimientos de los pueblos más emblemáticos: Carmona, Ecija, Antequera, Osuna, o Lucena entre otros.

Puedes ver toda la información en su página web Caminos de Pasión.


El II Concurso de Tapas de Caracoles ha llegado a su fin tras una trepidante competición para conocer cuál es el bar de Sevilla que cuenta con los mejores caracoles de la ciudad.

El ganador ha sido el Bar Rosita (en Avión Cuatro Vientos) con el 26% de los votos, seguido por el Bar Rodríguez (Marqués de la Mina, esquina con San Vicente), con el 24%. Felicidades!!!

Una competición reñida y emocionante, realizada por el ABC de Sevilla, en la que, hasta el último momento, los usuarios han estado votando sus caracoles preferidos a través de la web.

Dada la mínima diferencia de votos y la calidad de los caracoles de ambos bares  ABC ha permitido que los dos establecimientos sean los ganadores del concurso. Nosotros en Hoy que como damos como ganador a Bar Rosita.

Detrás se sitúa, con el 15 por ciento de los votos, la trianera Casa Diego, que el año pasado se alzaba como ganador de la primera edición de este ya típico concurso estival. El Tremendo y El Kiki I, han logrado con el 7 y el 6 por ciento de votos respectivamente, tercer y cuarto puesto. Y muy cerca de ellos, con el 5 por ciento de votos, se ha situado el bar El Cateto.

Tras los primeros puestos, los participantes en este concurso han votado los caracoles de bares como Casa Protasio, Bar Remesal, Casa Pepe, Casa Ruperto, Manzanilla, El Cardenal, La Mina, El uno de San Román y La Viña.

Ganadores del II Concurso Bares de Caracoles:

1. Bar Rosita y Bar Rodríguez
2. Casa Diego
3. El Tremendo
4. El Kiki I
5. Bar El Cateto
6. Casa Protasio
7. Bar Remesal
8. Casa Pepe
9. Casa Ruperto
10. Manzanilla

Yo lo tengo claro, esta noche mismo empiezo la ruta por la ciudad para probar todos ellos, … por supuesto acompañados de una cerveza fresquita!!!


Los cocineros españoles vuelven a afianzarse en su liderazgo en la gastronomía internacional al conseguir 4 de los 10 primeros puestos en la lista de los 50 mejores del mundo, que desde hace ocho años organiza la revista británica Restaurant.

Ferran Adrià, declarado el primero en 2002 y tres veces consecutivas campeón desde 2006, compartía ayer en Londres abrazos y emoción con Andoni Luis Aduriz, en cuarta posición, con Juan Mari Arzak, de nuevo el octavo, y con un recién llegado al podio, Joan Roca.

restaurantes-espanoles-galardones-mundiales-adria-arzak-aduriz-roca

Y no sólo fueron estos cuatro nombres entre los 10 magníficos, también estuvieron entre los 50 Martín Berasategui, el 33, y el asador Etxebarri de Víctor Arguinzoniz, que ha subido del 44 en 2008 hasta el 39. Se notan, sin embargo, las ausencias de otros nombres relevantes del panorama nacional como Quique Dacosta, con El Poblet, Santi Santamaria, Carme Ruscalleda o Pedro Subijana.

Heston Blumenthal quedó en segundo lugar otra vez con The Fat Duck. El polémico cierre de su restaurante en febrero no afectó a las votaciones, que se celebraron en diciembre de 2008, y su calidad quedó fuera de toda duda una vez que se descubrió que un virus había afectado a los comensales. Adriá le hizo una cariñosa dedicatoria sobre su credibilidad al recoger el premio.

Un discípulo del estilo Adrià, el danés Rene Redzepi, gran figura del emergente panorama nórdico, ha sorprendido con su ascensión al tercer puesto de los grandes con Noma, su espacio de Copenhague, y además ha obtenido el reconocimiento Chef’s Choice, lo que significa que ha sido elegido por los propios cocineros.

El ‘top’ 10 mundial queda así:

  1. El Bulli, España. Pentacampeón, tres veces consecutivas desde 2006.
  2. The Fat Duck, Reino Unido. Repite posición.
  3. Noma, Dinamarca. Gana cuatro puestos.
  4. Mugaritz, España. Cuarto por segundo año.
  5. El Celler de Can Roca, España. Salta del puesto 26 al quinto.
  6. Per Se, Estados Unidos. Mantiene su sexto puesto.
  7. Bras, Francia. Repite posición.
  8. Arzak, España. De nuevo octavo.
  9. Pierre Gagnaire, Francia. Se descalabra seis puestos.
  10. Alinea, Estados Unidos. Gana once posiciones.

Degustar un vino es una experiencia única, y que mejor que conocer correctamente los pasos a seguir para sacar el mejor provecho a ese momento. El orden de la degustación, que a continuación te detallaré paso a paso, es el olfato, la vista, y el gusto.

degustacion-vino-sumiller

Los pasos son los siguientes:

1.- Abre la botella y déjela respirar unos instantes antes de servir en la copa hasta un tercio de su altura.

2.- Rota el vino tomando la copa por el pie, agitándola suavemente para que el vino gire. Este movimiento hará que el vino respire y deje escapar sus aromas.

3.- Huele el vino y trata de idenfificar el aroma. Será una sensación agradable que nos llevará a aromas a fruta o flor con los vinos jóvenes, y a roble o bálsamo con los vinos viejos.

4.- Examina el color del vino. Interpon la copa, inclinada ligeramente, entre un punto luminoso y la vista, y aprecia su color. El color amarillo del vino es el que indica la edad, y todos los vinos tienen algo de tono amarillo. Un vino joven blanco es incoloro, y crece su dorado con los años. En los tintos serán los más morados los más jovenes, color que irá aclarando con los años.

5.- Degusta el vino. Pon un poco en tu boca, una cantidad suficiente para poder cubrir la lengua y poder aspirar aire. Cierra la boca, y sin tragar manten el vino en ella durante unos segundos. Así el vino aumentará su temperatura y será más fácil comprobar su edad. El vino joven desprenderá gas carbónico que te producirá un ligero picor en la punta de la lengua.

6.- Aprecia el gusto. Mueve la lengua y “mastica” el vino para que fluya por toda la cavidad bucal, y a continuación trágalo o escúpelo.

7.- Memoriza tus impresiones respecto a ese vino para las próximas catas.

Pues ya estás preparado, ya puedes montar una cata familiar con amigos para poner en práctica todo lo aprendido. Pasaréis un buen rato.

¿Tienes alguna otra duda o crees que debes aportar algo a estos pasos?. Deja tu comentario.


Este item histórico cuyos origenes se remontan a más de doscientos años en la Borgoña francesa, fue desarrollado por los maestros bodegueros para poder catar el vino en los oscuros sótanos de las bodegas.

tastevin-emblema-sumiller

El material elegido para su elaboración fue la plata, para reflejar mejor la luz con la ayuda de una vela y así poder comprobar el color y la claridad del vino. En la actualidad, con la luz eléctrica, ya no es necesario su uso, pero sigue conservando toda su nostalgia entre los sumilleres, que siempre lo lucen orgullosos colgado de su cuello.

El tastevin ha sido desplazado en la actualidad por la copa de degustación, pero no desesperes si eres un amante del vino y estás pensando en comprar uno porque no es difícil de encontrar en tiendas especializadas.


Ha llegado el fin de semana, así que como hay que plantear las salidas con tu pareja, con los amigos, o la familia, nosotros os proponemos ir a cenar a un japonés, donde además de divertiros con los juegos con los palillos, las bromas y demás, podréis degustar uno de los platos más exquisitos del mundo, el sushi.

Este plato de origen japonés con base de arroz cocido aderezado con ‘su’, vinagre de arroz, azúcar, y sal, es uno de los más reconocidos de la gastronomía japonesa, y uno de los más populares internacionalmente.

sushi

Y aunque normalmente se asocia el sushi con el pescado y el marisco, también puede llevar verduras, frutas o huevo. Y para romper otro tabú, dejar claro que los productos frescos tradicionales que acompañan al arroz no tienen que ir siempre crudos, ya que se incluyen también preparaciones fritas, hervidas, o marinadas.

El sushi se prepara generalmente en raciones pequeñas, aproximadamente del tamaño de un bocado y puede adoptar diversas formas, siendo las más conocidas el maki, rollo en el que se sirve el pescado y el arroz enrollados en una hoja de alga nori, el nigiri, una albóndiga de arroz cubierta por el pescado, el sashimi, pescado presentado en un plato sin arroz, el inari, cuando el pescado se presenta embutido en una pequeña bolsa de tofu frito, y el chirashizushi, cuando se sirve en un cuenco de arroz con trozos de pescado y otros ingredientes por encima.

Una delicia la verdad, a mí siempre me ha encantado. ¿Y qué comer con palillos es complicado, o que como se come eso? Pues muy sencillo, ahí os dejo unos cuantos de truquillos para pasar como un experto hasta en la primera cita.

1.- Los elementos básicos al momento de consumir sushi son: un plato para sushi, los palillos de madera o Hashi, un posa palillos o Hashi Oki, y el cuenco para la salsa de soja. ¡¡Muy importante!! Los japoneses aconsejan comerlo con palillos, cubiertos de madera, o directamente con la mano, pero se debe evitar el uso de utensilios metálicos como tenedores, cucharas o pinzas, ya que los mismos alterarían el sabor de la comida. Tradiciones japonesas, … además queda muy bien soltar una cosa de esta en medio de la cena.

2.- Para comenzar se vacía una cantidad de salsa de soja en un pocillo pequeño. Luego se toma un poco de wasabi, acompañamiento muy picante y de color verde, con un palillo y se diluye en la salsa de soja.

Coger una pieza de sushi con los palillos y untarlo dentro de la salsa de soja levemente, pero sin mojarlo por el lado del arroz, para no descomponer la pieza. Y a comer.

3.- ¡¡Atención!! En la cocina asiática, no se considera de buena educación dar comida a otro comensal con los propios palillos, ni jugar con ellos, ni mantenerlos separados, ni pinchar la comida, o moverlos por el aire.

4.- Y como detalle para poder disfrutar al máximo de este placer, deciros que entre bocado y bocado es aconsejable comer trozos de gari, jengigre, que ayuda a limpiar el paladar de los sabores.

Pues nada amigos, ya sabemos un poco más de Japón, ¿esta chulo verdad? Seguro que pasaréis un buen rato.