En el mundo árabe y en los Balcanes, de donde esta plato es originario, la Moussaka es una ensalada cocida, principalmente de tomates y berenjenas, que normalmente es servido en frío como aperitivo. Sin embargo, en occidente, la Moussaka se entiende como un plato de origen griego, que consiste en capas de carne de cordero picado entre berenjenas laminadas y tomate, y horneado con una capa de bechamel por encima.

Es curioso que árabes y cristianos hasta en esto nos llevamos la contraria.

Nosotros vamos a preparar el plato como se conoce en occidente en esta ocasión, aunque no pongáis en duda que su receta original está igualmente maravillosa, y es perfecta para los que tienen más tendencias vegetarianas.

moussaka-o-musaka-plato-griego

Los ingredientes que necesitaremos para 4 personas son:

500gr de carne de cordero picada, 600gr de berenjenas, una cebolla mediana, 2 tomates maduros, 30gr de mantequilla, un vaso de vino, un huevo, 30gr de pan rallado, 60gr de queso parmesano rallado, aceite de oliva, sal, y perejil.

Para la salsa bechamel: 50gr de mantequilla, 100gr de harina, medio litro de leche, sal, pimienta, y nuez moscada.

La preparación es la siguiente:

Tiempo estimado: 2 horas y media

1.- Lavamos las berenjenas y sin pelarlas las cortamos en rodajas gruesas, que salamos, y ponemos sobre un papel absorbente, primero por una cara y después por la otra, para sacar así todo el agua que tienen.

2.- Pelamos y picamos la cebolla tan chico como podamos.

3.- Calentamos la mantequilla en una sartén y rehogamos en ella la cebolla hasta que coja su punto. En ese momento añadimos la carne de cordero picada hasta darle color.

4.- Limpiamos, pelamos, y troceamos los tomates pequeñitos.

5.- Cuando la carne alcanza el punto, añadimos los tomates troceados, el perejil, y lo dejamos todo cocer a fuego lento durante 40 minutos con el recipiente tapado.

6.- Pasado este tiempo, salpimentamos, añadimos la clara de huevo y el vino, removemos todo un poco, y retiramos del fuego.

7.- En otra sartén calentamos abundante aceite de oliva y freimos las berenjenas a fuego alto, dorándolas por las dos caras con cuidado de que no se nos quemen, y al sacarlas las ponemos sobre papel absorbente de nuevo para secarlas un poco del aceite.

8.- Preparamos la bechamel (aparece más abajo en otro bloque para facilitar todo).

9.- Untamos con mantequilla la fuente que vayamos a poner en el horno, la espolvoreamos con pan rallado, y ponemos en capas sucesivas berenjenas, la carne picada en la salsa preparada, berenjenas, y así hasta completar la fuente.

10.- Cubrimos todo con la salsa bechamel que hemos preparado, la espolvoreamos con el queso parmesano rallado, y lo introducimos todo en el horno calentado a 170º, durante unos 40 minutos hasta que veamos que está doradita.

11.- Voila!! A comer se ha dicho, porque esto se sirve en la misma fuente.

Y si, falta un paso fundamental, la bechamel, todo un arte entre manos que seguro que con esta fórmula vas a dejar perfecta. Partimos de que ya tienes los ingredientes que anotamos antes.

La preparación de la bechamel es:

1.- En un cazo ponemos a calentar la mantequilla hasta que se derrita, y en ese momento le vamos añadiendo la harina poco a poco sin dejar de mover todo hasta formar una mezcla homogénea.

2.- Calentamos la leche en otro cazo y una vez caliente la añadimos a la harina tambien poco a poco, y sin parar de mover, para que no se formen grumos. Cuando empezamos con la leche, también sazonamos con sal, pimienta, y nuez moscada.

3.- Seguimos removiendo al fuego hasta que la salsa quede lisa y espesa.

En fin, que árabe o cristiano, es para chuparse los dedos. Yo esta misma noche me voy a preparar una, se me ha abierto el apetito.


El steak tartar es el plato para los verdaderos carnívoros, carne picada cruda macerada con cognac, perejil, pimienta, estragón, y sal, todo un reto.

La primera descripción que se conoce de este plato se remite a la novela Miguel Strogoff de Julio Verne, pero hay una creencia común de que el plato es originario de los Tartaros procedentes de las estepas de Asia Central, en la que los nómadas, al no tener tiempo para cocinar, ponían la carne bajo las sillas de montar para poder consumirla al final del día, ya que era tiempo suficiente para que se macerase en su mezcla con el resto de los ingredientes.

steak-tartar-grandes-carnivoros

Los ingredientes que necesitaremos son (para 4 personas):

800gr de solomillo de buey picado, 4 yemas de huevo, una cucharada de cognac, una ramita de perejil, una pizca de estragón, 50gr de pepinillos en vinagre, 50gr de cebollitas en viangre, pimienta negra, y sal.

Y la preparación es como sigue:

1.- Ponemos la carne picada con el perejil, una pizca de estragón, la pimienta, el cognac, y la sal en un recipiente y la mezclamos toda.

2.- Dejamos reposar este preparado durante 24 horas en un lugar fresco.

3.- Pasado este tiempo, picamos las cebollitas y los pepinillos y los mezclamos con la carne.

4.- Repartimos la carne en cuatro platos, hacemos un pequeño hueco en cada steak, y echamos en el la yema de huevo.

Es un plato controvertido, esto está claro, porque sobre él recaen muchas leyendas sobre la contaminación con bacterias de la carne cruda, aunque también es verdad que existe un sector que la defiende y que argumenta que su condimentación correcta evita este problema.

En fin, queda en manos de todos decidir quien lo come y quien no. Yo personalmente soy de tendencias más suaves.


El mate es una yerba sudamericana, originaria de los países situados en la cuenca del río de la Plata, Paraguay, Argentina, Brasil, y Uruguay, que podíamos decir equivalente al té en los países occidentales, aunque quedan bastante lejos, y que como este se toma a modo de infusión en el cuenco de una calabaza. Es una infusión amarga, ligeramente espumosa, y de un olor característico.

Como el té o el café, el mate tiene un efecto estimulante debido a la ‘mateina’ que contiene, aunque a diferencia de estos, por la cantidad de agua con la que se toma, y por contener antioxidantes, tiene una acción depuradora para nuestro organismo.

mate-amistad-cuenca-rio-plata-sudamerica

Que necesitaremos para tomar mate:

Pues un paquete de yerba mate ya preparada y que podemos comprar en cualquier supermercado, un mate, que es la pequeña calabaza donde lo serviremos, una bombilla, que es el tubo metálico con el que beberemos, y que tiene este nombre por su final en forma de bombilla agujereada que permite sorber sin traernos el yerba, y un termo con agua caliente recien hervida.

Como se prepara, ‘el cebado’, y como se toma:

Pues en el mate, nuestra pequeña calabaza, ponemos abundante yerba mate con la bombilla para beber ya dentro.

Debes tener en cuenta que la bombilla no se mueve nunca de posición después de servír por primera vez el agua, ni mientras lo tomamos, ni cuando lo pasamos a los que nos acompañen.

A continuación servimos en el interior el agua, en primer lugar cerca de la bombilla y luego el resto, y sin cubrir completamente la yerba mate.

Pues ya está preparada, y para tomarla damos pequeños sorbos a través de la bombilla.

Hay quienes ‘ceban’, como se denomina el acto de preparar esta infusión, y toman el mate solos, pero tomar el mate es tradicionalmente una ceremonia de confianza y amistad celebrada en grupo, donde todos, uno por uno, usan el mismo recipiente y la misma bombilla, y donde saltar a una persona, entregarle el mate con la bombilla al revés, o donde rechazar el mate que te ofrecen, puede resultar una verdadera ofensa.


Cada día me sorprendo más de hasta donde vamos a llegar gracias a los japoneses, esos que llevan la vanguardia en todo lo relativo a tecnología, y con los que también te puedes poner al día con los alimentos asiáticos que pronto encontraremos en las estanterías de nuestros supermercados, y que ya se encuentran en las de ellos, igual que sus coches están en todos nuestros concesionarios.

En esta ocasión, el revolucionario producto es el huevo duro en barra de medio kilo. Si, olvídate te hervir más huevos, a partir de ahora cortas tu rodajita para decorar el plato, o picas unos trozos para la ensalada, y ya está.

huevo-duro-en-barra-japon

Asia es asia, y no cabe duda de que tienen una forma de ver el mundo completamente diferente a nosotros. Y si, no está mal en alguna ocasión eso de la comida rápida, que aquí en Andalucía se traduce por bocadillo de chorizo o queso, según el gusto, y coca cola o cerveza, también según el gusto, pero llegar a hacer un embutido en barra de huevo duro, … tiene cojones!!

Yo lo tengo decidido, seguiré hirviendo huevos, ¿y tú? Eso si, en caso de inclinarte por “la barra” te aconsejaría que no la viesen las personas a las que vayas a invitar porque puede generar polémica, y seguro que muchos finales de comida con los platos llenos.

Imagen vía: Francesc Josep


La salsa alioli, del catalán ‘all i oli‘, ajo y aceite, es una verdadera maravilla que exige gran astucia para poder preparala correctamente. Eso si, no se puede comparar un alioli casero de receta original con cualquiera de las mezclas que la gente llama alioli en cualquier parte de nuestro país, que no son más que mezclas de mayonesas y ajos pasados por una batidora.

Para dejarlo claro, el alioli es ajo, aceite, y sal, y no cualquiera de esas combinaciones con huevo, mayonesas caseras, o cualquier otro combinado que en inumerables ocasiones nos ponen delante.

salsa-alioli-all-i-oli

Los ingredientes que necesitaremos son:

Aceite, 6 dientes de ajo, y sal, así como un mortero de cerámica preferentemente y un mazo de madera.

La preparación es como sigue:

Ponemos los dientes de ajo pelados en el mortero, y los machacamos tanto como podemos. A continuación ponemos el aceite y la sal, y empezamos a mezclar todo con movimientos circulares de la maza del mortero.

Es interesante que este movimiento sea apretando para sacar el jugo de los ajos, y uniforme para ayudarar a que no se corte. Poco a poco iremos viendo como se va haciendo la salsa que va espesando.

El proceso puede durar alrededor de 15 minutos, de ahí que sea conocido como una tarea dura.

Truco: Unas gotas de limón una vez vayamos a empezar el amasado en el mortero, ayudará tanto a que la salsa se forme antes, como a que no se corte.

La salsa alioli es costumbre tomarla con las carnes a la brasa, las butifarras, los pescados, y las patatas asadas principalmente, aunque hay zonas, como en la Comunidad Valenciana en la que tambien se acompañan los arroces y la fideuá con ella, o en Andalucía donde el plato más típico son las patatas alioli, que no es más que un preparado de patatas cocidas troceadas, mezcladas con la salsa, y enfriada en el refrigerador.

Variante sencilla: Si no das con la tecla en el amasado de la receta original, ojo que los entendidos lo consideran una de las tareas más complicadas de la cocina, puedes preparala con una mayonesa blanca suave, añadiendo los dientes de ajo, y batiendo a velocidad alta con una batidora.

Eso si, no dejes de intentar la receta original.


Igual que un buen vino de Rioja no es un tetrabrick de Don Simon, o un jamón de bellota no es chorizo, el foie gras no es paté. Eso es lo que tiene, … iba a decir más, pero eso es lo que tiene.

foie-gras-no-es-pate

El suroeste de Francia es una región reputada por el buen comer, los buenos vinos y la calidad de sus tierras, y una de las estrellas es el foie gras. Cientos de kilómetros cuadrados de granjas de Gasconia, de Aquitania o del Midi están llenas de patos y, en menor medida, de ocas. Patos que corren a su libre albedrío por las granjas que pueblan estas regiones, y que son sobrealimentados de manera bastante inhumana, eso sí, para conseguir precisamente eso, un foie gras, o lo que es lo mismo en español, un hígado graso.

Y entonces, si el foie es foie, ¿qué es el paté?. Pues el paté es es un derivado cárnico elaborado a base de vísceras, principalmente del hígado, y carne de diversos animales, además de aditivos y especias, de las que muchas veces se desconocen las características. Vaya, un sucedáneo.

En cuanto a su composición nutricional, cabe destacar que el foie gras contiene más grasa, hasta el triple de colesterol, y el doble de hierro que el paté, y ambos poseen una elevada cantidad de vitamina A. De hecho, son unos de los alimentos más ricos en este nutriente. Sin embargo, en ambos casos se trata de alimentos con un contenido en calorías, grasas saturadas, colesterol y sodio elevado. Por tanto, si los consumes, es aconsejable que lo hagas de manera ocasional.

Así que amigo, cuidado en esas cenas en las que venden gato por liebre.

Vía: Bruno Cendon


Este es el segundo meme que lanzo en mi vida blogeril, a ver que resultado tiene, el primero fue muy divertido al crear historias con fotofunia.

A mí me gustan que sean sencillos, rápidos de hacer, y que me hagan reir, y este creo que lo tiene todo. Se trata de convertir tu nombre y el de tu blog en una cara con la aplicación online Turn Your Name Into a Face, y ver que ocurre. Yo me parezco un poco al poner mi nombre, pero al poner Ozutto no se bien describir que parezco con ese ojo en la frente que me ha colocado, jeje.

La aplicación para hacerlo es Turn your name into a face.

meme-turn-into-a-face

meme-turn-into-a-face-ozutto

Joder, vaya carita que le pone al nombre de mi blog, … ¿es divertido no?. Pues nada, todos a mostrar sus resultados.

Yo, para que lo pongan en órbita porque creo pueden ser muy divertidos los resultados de la gente, lo envío a Bender, Jenny, Missmole, Raul, Carlos Roda, Yo misma, Dondado, Jimmy, Julia, Flapa, Araque y Belagua, Diox, Francesc Josep, Javi vinagre asesino, carballo que fue donde ví la aplicación, y cavalleto, y por supuesto que lo siga todo el que lea esta entrada y le parezca divertida la iniciativa.