Con la frase ‘Internet es la salvación de nuestro cine’, ayer Alex de la Iglesia, resumió perfectamente la situación actual de este negocio.

Con una clara llamada a girar el modelo hacía un formato basado en el máximo respeto a los consumidores y a Internet, como presente y no como futuro, como sorprendentemente hoy todavía califican muchos sectores, dió una lección magistral de honestidad y profesionalidad.

NO A LA LEY SINDE

A continuación, puedes ver su discurso completo.


Creo que todos nosotros hemos copiado, en alguna ocasión, una cinta o CD prestado por un amigo.

Yo recuerdo que mi primera cinta, tendría 11 o 12 años, tenía por una cara el disco ‘Born in the USA’ de Bruce Springsteen y, por la otra cara, la mitad del disco ‘The Wall’ de Pink Floyd.

Lo considero el inicio de mi afición a la música, algo sin lo que no entiendo la vida.

Estoy seguro de que esto, que todos nosotros no tenemos miedo de decir, y que nos parece algo absolutamente normal, porque estamos compartiendo, también lo han hecho artistas como Alejandro Sanz, en sus años mozos, cuando nadie lo conocía y soñaba con ser artista imitando a aquellos que sonaban en sus cintas, y que en lugar de estar protestando tanto, para mantener su cuota de derechos de autor en España, debería estar pagando sus impuestos aquí y no a los Estados Unidos, porque le cobran menos.

Estaría ayudando a mejorar la situación de su país, como también lo deberían hacer muchos otros ídolos, … pero la pasta es la pasta.