IRON BABY from Patrick Boivin


A pesar de que el porno es un sector ampliamente criticado y socialmente mal visto el repunte de su consumo en Internet es estudiado día a día por sociólogos de todo el mundo.

Y es que el porno tiene cada vez más “peso” dentro de la red y de las redes sociales, … esto lo sabemos todos, si, … ¿pero cuanto realmente?. Pues a esa pregunta da respuesta los datos publicados en forma de infografía por parte de la gente de MBA Online, y son los que siguen:

porno-internet-estadisticas-cifras-datos-descargas-2010

  • El 12% de los sitios web de Internet son pornográficos, es decir 24.644.172 webs.
  • Cada segundo se gasta en pornografía 2.517 euros y 28.528 usuarios de Internet están viendo porno.
  • 40 millones de estadounidenses visitan regularmente sitios pornográficos, 1 de cada 3 “espectadores” son mujeres y el 70% de los hombres de entre 18 y 24 años visitan sitios pornográficos cualquier mes.
  • En EE.UU la industria pornográfica de Internet mueve unos 2.300 millones de euros al año, y en todo el mundo unos 4.000 millones de euros.
  • 2.500 millones de emails pornográficos circulan por la red al día, lo que equivale al 8% del total de correos.
  • El 25% de todas las búsquedas que se realizan en motores de búsqueda están relacionadas con la pornografía. Eso son 68 millones de búsquedas diarias.
  • El 35% de todas las descargas de Internet son pornográficas.
  • Los términos más buscados, relacionados con el porno, son: Sex (75 millones), Adult Dating (30 millones) y Porn (23 millones).
  • El 34% de los usuarios de Internet se han visto expuestos a pornografía sin pedirlo ya sea a través de pop-ups, “enlaces engañosos” o emails.
  • Diariamente se realizan 116.000 búsquedas relacionadas con pornografía infantil.
  • La edad media a la que un niño ve por primera vez porno en la red está en los 11 años.
  • Un 20% de los hombres y un 20% de mujeres admiten ver porno en línea en el trabajo. La duración media de las visitas a estos sitios es de 6 minutos y 29 segundos.
  • El día menos popular del año para ver porno es el de Acción de Gracias. El día más popular de la semana para ver porno es el domingo.

En fin, que el mercado y la industria del porno no dejará nunca de sorprendernos, crecimiento imparable en la red.

Vía: ALT1040


Nota: Entrada copiada de Wikipedia el 20 de marzo de 2020.

España es un Estado-Solar construido entre Francia y Portugal cuya forma de gobierno es una monarquía parlamentaria puesta de rodillas antes un grupo de multinacionales y especuladores que, tras una década liderando el mercado mundial de la construcción, pasó a liderar el mercado mundial de la destrucción durante tres décadas seguidas.

Las señales del crack español empezaron a resonar en la prensa internacional en 2008, pero los españoles no se enteraron de nada porque estaba todo en inglés, y con la, para ellos repentina, explosión de la burbuja inmobiliaria, España se encontró con una enorme masa social que, además de no tener trabajo, era incapaz de conjugar prácticamente ningún verbo irregular.

Esta circunstancia, que hasta entonces no había impedido a ningún español comprarse un Audi, se convirtió en un grave problema social.

El gobierno socialista demostró su manifiesta incapacidad para gobernar el país, lo que se tradujo en un cambio político. Durante los 8 años siguientes fueron los conservadores quienes demostraron su manifiesta incapacidad para gobernar el país, en un sano ejercicio de alternancia democrática.

Durante la crisis, la izquierda social española centró sus esfuerzos en indignarse. Se mostró indignada de prácticamente todas las maneras en que puede indignarse alguien. Según un estudio del CIS, entre 2010 y 2030, los ciudadanos de izquierdas españoles estuvieron más tiempo indignados que en cualquier otro estado de ánimo.

“Madre mía, qué indignado estoy”

Gaspar Llamazares, ex-lider de IU

Un episodio que causó un enorme desconcierto social fue cuando, en 2012, Emilio Botín, director del Banco Santander, se compró la Gran Vía de Madrid y la convirtió en un water privado. Las imágenes de Google Maps que mostraban al insigne empresario defecando en lo que antes era la puerta del Palacio de la Música dieron la vuelta al mundo como símbolo de la decadencia española y, al tiempo, del poderío de sus bancos.

La crisis económica, sumada a la estupidez manifiesta de los representantes políticos, se tradujo en unos insoportables niveles de estrés para la sociedad española. El doctor Rojas Marcos fue el primer en referirse a la nueva patología como “piripitaje español” (spanih piripitage). Los pacientes diagnosticados con este trastorno se mostraban convencidos de que la bonanza de los 90 era plenamente merecida por los españoles mientras que la crisis era culpa de los extranjeros “porque nos tienen manía”.

En 2019 el presidente del Gobierno Mariano Rajoy anuncia que lo peor de la crisis ya ha pasado. Diez minutos después, Andorra compra España.